El 22@ Norte, la continuación del distrito tecnológico de Barcelona

En el año 2000 se aprobó el plan 22@, un ambicioso proyecto para transformar 200 hectáreas de suelo industrial en Sant Martí en un polo de actividad económica. El distrito, conocido como el “Mánchester catalán” por el gran número de industrias que albergaba, sufría una profunda decadencia.  

El objetivo era la rehabilitación urbana, económica y social del barrio aprovechando la explosión global del sector de la información y la comunicación (TIC) en el mundo. Manteniendo el carácter productivo del barrio, pero cambiando la actividad industrial por nuevos usos vinculados a la economía del conocimiento. La primera estrategia estaba centrada en cuatro especializaciones: las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), la investigación biomédica (BioMed), la energía y el diseño. 

El nuevo 22@, más inclusivo y sostenible 

En 2017 se dio un nuevo impulso al plan inicial del 22@ para adaptarlo a los nuevos desafíos urbanos, sociales y económicos. Para ello se abrió un proceso participativo, Repensem el 22@, impulsado por el Ayuntamiento y con la participación de los principales agentes de la cuádruple hélice: tejido vecinal, sector empresarial, universidades y administración pública.  

La nueva modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) servirá para dar el empujón definitivo al 22@

El futuro económico de Barcelona, a corto plazo, se sitúa en el 22@ Norte

Una vez prácticamente definido y transformado el 22@ Sur, localizado en el entorno de Poblenou y el Parc i la Llacuna, la ampliación o segunda fase de este modelo de éxito cruza la Avenida Diagonal y mira hacia el Norte. Con la experiencia de más de 20 años, la implicación social y vecinal, las empresas privadas, las universidades y las administraciones públicas se ha repensado el planteamiento original para adaptarlo a los nuevos desafíos urbanos, sociales y económicos.

La zona sur, por debajo de la Avenida Diagonal, de 120 hectáreas, concentra el 84% de las empresas, el 85% de los trabajadores y genera el 86% del valor añadido bruto mientras que en la zona norte, con 79 hectáreas, se han desarrollado menos iniciativas y es donde ahora se concentran las nuevas estrategias. 

Proyectos singulares del 22@ Norte 

Eje Pere IV y la “Milla Creativa” 

La Milla Creativa puede convertirse en el motor económico y social de la transformación del denominado 22@ Norte. La calle Pere IV, desde la calle de la Marina hasta la rambla de Prim y más allá, con una alta concentración de elementos patrimoniales, tiene potencial para desarrollar usos y actividades vinculados al patrimonio, la cultura y la creación. 

El objetivo de “la Milla Creativa” es dar impulso a estas industrias creativas, un sector estratégico para la ciudad, favoreciendo la conversión de espacios relacionados en este eje.  

Las actuaciones de reurbanización se reforzarán con la recuperación para nuevos usos de antiguas fábricas como La Escocesa o Can Ricart, que se sumarán a otros espacios ya existentes como Oliva Artés o Ca l’Alier

Todas esta características, junto con la mayor presencia de vivienda para consolidar, convertirán la calle Pere IV en el eje estructurador del Poblenou

Pere IV, el eje del patrimonio, la cultura y la creatividad
Eje Cristóbal de Moura 

Este proyecto es una oportunidad para potenciar la implantación de empresas y servicios vinculados a la economía verde y circular. 

La excepcional anchura de la calle Cristóbal de Moura ha resultado ser ideal para configurar un eje verde, ya en desarrollo, dentro del sector norte del 22@. El objetivo es convertirlo en un ejemplo urbanístico para dar soluciones innovadoras de transición energética y resiliencia contra el cambio climático y las pandemias, aspectos contenidos en la Agenda 2030. 

Las principales áreas de actuación son: 

  • Arquitectura: edificar el entorno con edificios de excelencia arquitectónica en materia de sostenibilidad e innovadores tipológicamente. 
  • Movilidad sostenible: mejorar la conexión con transporte público y la movilidad individual no motorizada.
  • Medio ambiente y espacio público: plantear un corredor ecológico con diversidad de espacios públicos para satisfacer las necesidades de la ciudadanía. 
  • Energía: fomentar la producción energética renovable y eficiente trabajando con las sinergias de redes integradas (smart grid).  
  • Tecnologías de la información: desarrollar un entorno urbano innovador donde llevar a la práctica tecnologías pioneras como el internet de las cosas o el 5G. 
Ca l’Alier es el Centro de Innovación Urbana de Barcelona
Palo Alto, la incubadora de empresas creativas 

En 1993, un grupo de emprendedores transformaron una antigua fábrica abandonada en calle Pellaires en una residencia para empresas del sector de las artes plásticas, la comunicación y las industrias creativas. 

Con una nueva gestión público-privada, el Ayuntamiento quiere preservar la esencia de Palo Alto para convertirlo en una incubadora de nuevos talentos y proyectos creativos. El objetivo es dinamizar culturalmente el barrio y ser un referente del diseño y la creatividad a nivel global

El Parc del Centre del Poblenou 

El Parc del Centre del Poblenou fue diseñado por el arquitecto Jean Nouvel y elogiado por su diseño sostenible y su eficiencia energética. Sin embargo, no está bien conectado con el barrio.  

El objetivo es redefinirlo para convertirlo en un punto de referencia del Poblenou y del ámbito del 22@. En este sentido se trabajará para reforzar la continuidad de la calle Pere IV a su paso por el parque. 

Les buganviles enmarcan el muro exterior del Parc del Centre del Poblenou
El futuro del 22@ 

El 22@ ha transformado un barrio anclado en el pasado industrial en un motor económico, productivo, inclusivo y sostenible, convirtiéndose en un referente para Barcelona. En los últimos veinte años, según el Instituto Cerdà, se han instalado en esta zona más de 4.000 empresas relacionadas con servicios del conocimiento y compañías de media y alta tecnología. Lo que supone la creación de más de 47.000 puestos de trabajos y un valor añadido bruto de 2.684 millones de euros.  

El objetivo es trasladar el modelo del 22@ más allá del distrito de Sant Martí, potenciando las relaciones con nuevos espacios productivos de la ciudad que se desarrollarán en los próximos años, como son el entorno de la Sagrera y los polígonos del Besós. 

El distrito del 22@ puede verse como la metáfora de un área verdaderamente metropolitana. Quiere ser local y global a la vez. Depende directamente de su relación con el mundo exterior tanto como de sí misma. Quizás podríamos entenderla y mejorarla como si fuera maqueta, propuesta a escala, de una idea metropolitana. Sobre la sólida base de Ildefons Cerdà”.  

Manuel de Solà – Morales, arquitecto.