El certificado energético para vender tu vivienda

Uno de los documentos más olvidados, pero imprescindible para vender o alquilar una vivienda es el certificado energético. Aunque su función es meramente informativa, este informe es necesario desde que se inicia la comercialización de la propiedad. ¿Sabes en qué consiste? Resolvemos algunas dudas frecuentes.

¿Qué es el certificado energético de una vivienda y para qué sirve?

El certificado energético es un documento oficial que detalla la demanda y la eficiencia energética de la vivienda.

Al informe le acompaña una etiqueta donde se informa del consumo de energía de la vivienda, así como las emisiones de CO2, en condiciones normales. Se determina con una escala de letras donde la A corresponde a una casa muy eficiente y, por contra, la G corresponde a una con un gran gasto energético.

¿Cuándo se tiene que tramitar el certificado energético?

Con el Real Decreto 390/2021 que regula el procedimiento básico, es obligatorio en las operaciones de compra o alquiler de una vivienda, desde el momento en que se inicia el proceso de comercialización. También en edificios de nueva construcción y para reformas o ampliaciones según unos supuestos preestablecidos

La etiqueta informa del consumo de energía y emisiones de CO2 de la vivienda
¿Cómo se puede obtener el certificado energético?

Según el Real Decreto este documento solo puede ser emitido por técnicos competentes como son los arquitectos o aparejadores, así como algunos ingenieros. Este técnico competente deberá realizar una visita al inmueble y mediante un programa informático, aprobado por el Estado, determinará el nivel de eficiencia energética de la vivienda.

¿Qué se tiene en consideración para emitir el certificado energético?

Para calcular el consumo energético de la vivienda se analizan varios elementos como son la envolvente térmica, el estado de la fachada y el suelo, la iluminación, el cerramiento exterior, la carpintería, el tipo de ventanas, el sistema de climatización y refrigeración o las instalaciones de agua caliente. Otro aspecto que recoge el informe son posibles cambios para ayudar a mejorar el resultado.

¿La clasificación energética es vinculante?

No, el resultado es meramente informativo y no obliga a hacer actuaciones para optimizar el consumo. Sin embargo, con los costes actuales de la energía, una vivienda con una alta clasificación estará mejor valorada en el mercado inmobiliario.

Las bombillas LED son más eficientes que la iluminación tradicional

¿El certificado energético caduca?

Sí, el certificado tiene una vigencia de 10 años. Aunque los informes con calificación G solo tendrán validez durante 5 años.

¿Quién tiene que pagar el certificado energético?

La obtención del documento es responsabilidad de la persona que vende o arrienda la vivienda. En el caso del alquiler también es su obligación la renovación.

¿Las casas con clasificación A son las más eficientes?

Aunque la letra A es la mayor puntuación que se puede obtener cuando se tramita el certificado energético, se puede ir un paso más allá. Existe un tipo de arquitectura, conocida como Passivhaus, que busca reducir el consumo al máximo y valora que la construcción sea sostenible y saludable.

El Real Decreto 390/2021 obliga a tener el certificado energético vigente durante todo el proceso de comercialización de la propiedad, tanto si es una operación de venta como de alquiler, y es responsabilidad de la inmobiliaria que cualquier anuncio incluya la etiqueta energética. Por ese motivo, en Xela Properties ofrecemos un servicio de asesoramiento de toda la documentación legal de la propiedad y disponemos de un arquitecto que podrá tramitar este documento. Así podrás vender sin contratiempos y comprar con tranquilidad.