¿Cuál es la diferencia entre valoración o tasación de una casa?

Durante todo el proceso de comercialización de una propiedad aparecen conceptos claves que se deben conocer para que la compra y venta de un inmueble sea exitosa. Empezamos con una de las primeras y más importantes acciones para la correcta compra o venta de una vivienda: la valoración inmobiliaria.

Una palabra a veces usada como sinónimo de tasación.  Así que, antes de nada, consultemos a RAE para saber qué diferencia estos dos términos:

VALORAR

1. tr. Señalar el precio de algo.

2. tr. Reconocer, estimar o apreciar el valor o mérito de alguien o algo.

3. tr. valorizar (‖ aumentar el valor de algo).

TASAR
  1. tr. Fijar oficialmente el precio máximo o mínimo para una mercancía.
  2. tr. Graduar el precio o valor de una cosa o un trabajo.

Aquí tenemos el primer matiz importante: tasar es fijar un precio, en cambio, valorar es reconocer el valor de algo.

La revolución digital está transformando a nuestro sector, tendiendo a la gestión online de gran parte del negocio. En los últimos años están apareciendo las llamadas inmobiliarias proptech que apuestan, a nivel publicitario, por la valoración basándose en el Big Data. A partir de la referencia catastral, un algoritmo fija un precio de venta, es decir, más bien están tasando. Valorar un inmueble no puede ser solo introducir la referencia catastral y esperar una cifra basada en estadísticas y ventas anteriores. Valorar un inmueble es algo más que eso.

¿Cuál es la diferencia entre valoración o tasación de una casa?

Para determinar el valor de una propiedad, también se deben incluir las sensaciones profesionales ante la visita al inmueble porque ésas también las detectará quién vaya a comprarlo. La impresión del vecindario; qué comercios, parques o escuelas lo rodean, el estado del piso, la orientación o la luz que entra en la vivienda, así como un largo etcétera de consideraciones que una “valoración” online no puede saber. No son pocas las veces que hemos escuchado frases como: este piso no, lo descarto porque no he tenido buenas sensaciones o este piso sí, ha sido entrar y tiene algo que me veo viendo en él.

A esa diferencia, nos debemos los agentes inmobiliarios profesionales.

La tasación online siempre será fría y distante, la valoración debe ser cálida y de proximidad, debe ser profesional y debe argumentarse al cliente aportando datos económicos pero acompañados de otros matices que solo un buen profesional puede detectar o que la misma propietaria puede aportar. Por eso creemos en una valoración real, con contacto con el piso y con la propiedad. Que seguramente lleva años viviendo en ese inmueble y que conoce a la perfección los puntos fuertes y los puntos débiles de su inmueble.

Por eso, valorar es la palabra principal del Círculo Xela, toda operación empieza y acaba con ella: valorar para vender y valorar para comprar.